Francotiradores en la Segunda Guerra Mundial

FRANCOTIRADORES EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL



colabora ¿Quieres colaborar?
Envía tu propuesta a:
admin@francotiradores.es


Patrocinadores:

vestidos novia baratos
Loading

Stalingrado

Stalingrado

Verano de 1942, el imparable avance de la Wehrmatch a comienzos de la operación Barbarroja se encontraba ahora detenido en la ciudad de Stalingrado. Las tácticas del Blitzkrieg alemán (guerra relámpago) no se presentaban eficaces en el interior de la ciudad y la tenaz resistencia del ejército rojo provocaba una lucha de desgaste a la que no estaban acostumbrados los soldados alemanes.

Stalingrado, destruida por los intensos bombardeos de ambos ejércitos y con las líneas del frente poco definidas se convertía en un lugar idóneo para los tiradores rusos; el ambiente ruinoso, la infinidad de posiciones desde las cuales poder abrir fuego, y el efecto del eco en los disparos proporcionaba un camuflaje perfecto a los francotiradores.

El ejército rojo fomentó el culto al francotirador, aquel que llegaba a 40 bajas recibía la medalla “al valor” y el título de “noble francotirador” además, estos soldados gozaban de privilegios que no estaban al alcance del resto de soldados de infantería. Los blancos más apreciados por los soviéticos eran los oficiales y los observadores de la Luftwaffe (fuerza aérea) y artillería, aunque los más frecuentes eran los soldados encargados de transportar las vituallas y municiones al frente por el poco peligro que conllevaban dichos blancos.

Cascos camuflados

Los francotiradores rusos desarrollaron curiosas técnicas (“cebos”) para atraer a los soldados alemanes, como el ucraniano Kovbasa que cavó falsas trincheras en las cuales situó numerosas banderas blancas atadas a palancas. Kovbasa agitaba dichas banderas en la distancia mediante una cuerda. Los alemanes que se asomaban sorprendidos desde sus trincheras para observar el agitar de las banderas eran abatidos por Kovbasa desde una posición oculta. Danielov también cavó falsas trincheras en las que sitúo espantapájaros vestidos de soldados soviéticos. Danielov disparaba a aquellos alemanes que intentaban asaltar las trincheras. Otras técnicas consistieron en el camuflaje, como Ilin, que disparaba desde el interior de una tubería lo que hacía indetectable su posición o el discipulo de Zaitsev; Anatoly Chekov, que para evitar que al disparar el fogonazo del fusil delatara su posición ideó un dispositivo situado en la boca del cañón que reducía dicho efecto, además siempre procuraba disparar con poca luz, y en el mejor de los casos se valía como fondo de una pared blanca. Por otra parte, los soldados alemanes desdibujaban la silueta de sus cascos utilizando prendas blancas para evitar ser detectados por los francotiradores.

Vassili Zaitsev

El tirador más famoso durante la batalla de Stalingrado fue Vassili Ivanovich Zaitsev con 149 bajas. Zaitsev entrenó nuevos francotiradores, significando esto el comienzo del “movimiento de francotiradores”, además, difundió sus técnicas y tácticas en conferencias de tiradores. Según algunas fuentes, Zaitsev se vio envuelto en un duelo con el Coronel Heinz Thorwald , jefe de la escuela de francotiradores alemana de Zossen , en dichas fuentes se menciona que Thorwald permaneció oculto tras una lámina de cinq durante un largo periodo de tiempo en el que abatió a un gran número de soldados soviéticos. Las altas tasas de de bajas sufridas en ese sector por el alemán atrajeron a Vassili Zaitsev . Tras tres días de intensa vigilancia por parte de los dos tiradores, Zaitsev creía haber encontrado la posición del alemán, para comprobarlo el ayudante de Vassili alzó un guante entre las ruinas mientras Vassili observaba el frente. Thorwald al observar asomar el guante abrió fuego y el ayudante de Vassili simulo haber recibido el impacto. Segundos después el alemán asomo la cabeza para comprobar que había alcanzado el blanco y Vassili lo abatió. Este duelo de francotiradores no aparece reflejado en los archivos soviéticos y alemanes, lo que hace pensar que se trate de una de las muchas historias de propaganda soviética.

Además de Vassili Zaitsev también brillaron otros francotiradores en la batalla de Stalingrado , entre ellos se encuentran la sargento Tania Chernova , novia de Vassili Zaitsev , con 80 bajas, el sargento Passar del 21º Ejército, popular por sus tiros a la cabeza con 103 bajas, Studentov con 170, el citado anteriormente comisario de la Guardia Ilin con 185y Zikan con la máxima puntuación valorada en 224 bajas.

62.615
visitas
Creative Commons License
Francotiradores en la segunda guerra mundial by John Baskeyfield is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 Unported License.
Based on a work at www.francotiradores.es.
Si copias información, referencia a http://www.francotiradores.es , gracias. | En la red desde 2001 | admin@francotiradores.es

Valid XHTML 1.0 Strict ¡CSS Válido!